Header Ads

aviso_colegio_web
Breaking News
recent

ANCLADOS EN EL PASADO. Opinión de Alvaro Morales

Resultado de imagen para colombia

En Colombia, los últimos 8 años de gobierno presidencial han servido, entre otras cosas, para dejar al descubierto la exacerbación del odio como una de las más bajas, rastreras y perversas expresiones del sentimiento humano contra el prójimo.

La enconada aversión desatada entre unos y otros se ha extrapolado o esparcido de tal manera entre sus respectivos adeptos que ha llegado al punto de llevarla a la mayor de la fracturación política que se conozca y a la más grave de la animadversión de opinionescasi nunca vistas en el país al punto que ninguno de los enfrentados se detiene en lo más mínimo para asestarlos más deshonrosos y epítetos de desprestigio; así como la autoría de toda suerte de posturas, y decisiones políticas apartadísimas de la verdad.

Recordando, estos odios no son nuevos en nuestro país. Después de la hegemonía de gobiernos liberales, la llegada a la Presidencia del Conservador Mariano Ospina Pérez el 7 de agosto de 1946 sirvió para encender mucho más los ánimos y acrecentar los odios contra los “azules”; constituyéndose en esta nueva ocasión en el germen de una de las tantas épocas de violencia que han azotado al país; y de la cual se dice que para el año 1947 ya había cobrado más de 14.000 vidas de connacionales; y que para el año  48 con el magnicidio de Gaitán; y en 50 con la asunción de Laureano Gómez como Presidente, constituyeron los mayores detonantes para la formación de las guerrillas que para la época fueron llamados por el Estamento Militar como “bandoleros”.

Contrario a lo que creen los del NO, afectados por la obstinación de sus propios criterios, deben entender de una vez por todas que ninguna negociación de paz o cese de un conflicto armado es ni podrá ser perfecta, como hasta la saciedad lo han dicho no sólo los negociadores de los bandos en pugna sino avezados y experimentados negociadores de todo el mundo.

Doloroso es que la incomprensible e incendiaria postura de estos, a los que ahora se les llama como la “coalición del NO”, los mismos que rechazan los acuerdos de paz  y dicen que alcanzando el poder los harán trizas, hayan llegado al extremo de incrustarse en mentes débiles que “a pie juntillas” laaceptan sin discernirla.

Estos coligados y empuntados contra los Acuerdos de Paz tienen como especial característica la falta de perdón y el viviranclados en el pasado reviviendo los errores cometidos por parte de los que decidieron dejar su levantamiento en armas; como si tanto ellos, como el propio Estado, estuviesen limpios de los mismos errores.

Estoy casi seguro que otra sería nuestra Patria, si los enfrentados decidieran emular la reconciliación que nos refiere el Génesis de la Biblia cuando invoca aquel pasaje del reencuentro que después de 20 años de distanciamiento tuvieron los hermanos Jacob y Esaú con motivo del empoderamiento que de manera engañosa obtuvo el primero, al que posteriormente terminó llamándosele Israel.

                                                       Alvaro Morales De León






No hay comentarios.:

Con tecnología de Blogger.