Header Ads

aviso_colegio_web
Breaking News
recent

SEÑOR PRESIDENTE, INTERVENGA LA CIUDAD. Opinión de Alvaro Morales De León.



Resultado de imagen para panoramica de cartagena

Corriendo el riesgo que me tilden de anacrónico y hasta antidemócrata, llenándome de coraje me arriesgo a expresar este sentimiento de dolor e indignación que siento por lo manera como ha venido siendo gobernada mi ciudad, Cartagena de Indias, por una caterva de indolentes empecinados en un sólo objetivo, saquearla. Por unos que no se inmutan ni les importa en lo mínimo la lamentable situación socio-económica en que nos encontramos desde hace un buen tiempo.

Sea que lo haga el presidente Santos, o el electo Iván Duque, la ciudad de Cartagena y su alcaldía, en su totalidad, necesitan de manera urgente ser intervenidas administrativamente; la cual podría lograrse con la simple designación de una persona de reconocida probidad y absolutamente apartada de los grupúsculos y clanes politiqueros, financistas y maleantes que se han apoderado de lo público para su beneficio propio.

Como lo hizo con el departamento de la Guajira, el Presidentea través del Consejo Nacional de Política Económica y Social, Conpes, puede disponer que por un lapso determinado, el cual se definirá, los recursos girados a Cartagena para la inversión social y provenientes del Sistema General de Participacionesy Regalías para la salud, educación, agua potable, saneamiento básico, Transcaribe, y otros, los administren ilustres, decentes e insobornables funcionarios del gobierno, que de seguro los hay.

A Cartagena no le quedó bien el vestido de la supuesta y democrática moda de elección popular de alcaldes, la que nos vino con el Acto Legislativo N° 1 de enero de 1986, e iniciada el 13 de marzo de 1988, y que para Cartagena comenzó con la elección del primer mandatario escogido por el pueblo, el momposino Manuel Domingo Rojas Salgado, militante del controvertido grupo político de la época, la familia Facio-Lince.

Hoy, 30 años después, puedo decir, sin miedo a equivocarme, que la administración de la ciudad se ha agravado pasando de mal a peor cada vez que corresponde elegir popularmente a un nuevo gobernante.

¿Será que para regir los destinos de la ciudad no podremos encontrar personas de la talla, integridad y honorabilidad de quienes lo hicieron antes de 1988, como Hans Gerdts Martínez, Juan C. Arango, Haroldo Calvo Núñez, Carlos Barrios Angulo, Gustavo Lemaitre Román, Alvaro de Zubiría, Ricardo Segovia Morales, Rafael Ballestas Morales, Roberto Méndez Villarreal, Rafael Fuentes López, o el recientemente fallecido, Enrique Zurek Meza, entre otros?

Las cifras que deshonran  el desempeño de los mandatarios que han sido elegidos para administrar la ciudad, para nada son atractivas. Son cifras  que reflejan la ignominia contra ella.

De los trece elegidos popularmente, en procesos ordinarios o atípicos, seis, equivalentes al 46%, han sido separados del cargo; once, equivalentes al 86% han sido judicializados; y de los trece elegidos, sobre cinco de ellos, equivalentes al 38%, han recaído medidas privativas de la libertad.

La intervención, podría no excluir a quienes desde el Concejo Distrital dicen coadministrar la ciudad, ni a las Juntas Administradoras Locales, ni mucho menos a las Alcaldías Locales.

Con la seguridad que muchos que desean la intervención del vecino Venezuela no deseen lo mismo para Cartagena, de seguro, que no dejarán de calificarme como antidemócrata; pero insisto, señor Presidente, esto no da para más…intervenga la ciudad.

2 comentarios:

  1. Totalmente de acuerdo con este articulo

    ResponderEliminar
  2. Desde la elección popular no ha habido una persona q nos represente bien con altura, compromiso, dignidad,honestidad y con amor a nuestra ciudad
    La politica acabo con la distinción del Alcalde para esta ciudad.

    ResponderEliminar

Con tecnología de Blogger.