Header Ads

aviso_colegio_web
Breaking News
recent

TODO ESTÁ PROSTITUIDO. Opinión de Alvaro Morales De León.

Resultado de imagen para cartagena prostituta


La única acepción para la palabra prostitución no es la referida a la de recibir dinero a cambio de relaciones sexuales, no; la definición se extiendea otras acepciones, también se aplica para la persona que se prestay lleva a cabo cosas moralmente censurables buscando algún beneficio o prebenda.

En el ordenamiento jurídico de Colombia, como en casi todo el mundo, no se le considera delito a la práctica de la prostitución; pero sí se condena a quien induce o constriñe a una persona para el ejercicio de la misma, delito que es tipificado como  proxenetismo. De igual manera, se condena a quien lleve a cabo acceso carnal con persona menor de catorce años o la induzca a prácticas sexuales.

De la prostitución, la clásica, la que se entiende por la venta de servicios sexuales, se dice que es la profesión tan antigua como la humanidad, y de la que en cierto momento de la historia el griego Solón la gravó con impuestos dándole categoría de legalidad.

La prostitución permanecerá y estará vigente siendo irradicable mientras existan condiciones que favorezcan su práctica; “La sociedad crea las condiciones históricas y socioeconómicas de pobreza y marginalidad que conducen a la prostitución. La miseria es su caldo de cultivo”, escribió el ex congresista colombiano Darío Martínez; a lo que citando Sentencia judicial añadió: “La Corte Constitucional, en la sentencia T-629/10, afirma que la prostitución es parte del libre desarrollo de la personalidad y que, al no estar prohibida ni constituir delito, se la puede ejercer de manera razonable y proporcionada.


Cartagena, como puerto que atrae turismo extranjero y nacional de todo tipo, y como ciudad con superlativo grado de pobreza siempre será susceptible a este erradicable mal; y sólo cuando comiencen a cambiar las deprimidas condiciones socio-económicas de la población; podrán empezar a cambiar estas prácticas que nos avergüenzan a nivel nacional e internacional.

En el 2012 fue Dania Londoño, la de los escoltas de Obama, la que nos puso en boca de todo el mundo. A finales del año pasado, el periodista Julián Parra no solamente denunció el ejercicio público de la prostitución en plazas del Centro de la ciudad, también denunció el aberrante “Tour de la violación”, denuncias que con insultos y grosería repeló la que hoy ejerce como alcaldesa encargada de Cartagena, la doctora Yolanda Wong, argumentando, según ella, que no solamente eran falsasdenuncias, sino un andino complot de desprestigio contra la ciudad. Hoy, la “Madame”, lo ha confirmado.

Pero la otra prostitución, lade hechos moralmente censurables, no necesariamente relacionadas con lo sexual,es esa que se entronizó en gran manera en muchas esferas de la sociedad, de la cual, su mayoríaestá afectada. Se prostituyeron muchos hogares. Se prostituyeron las instituciones y los servidores públicos. Se prostituyó la educación y se prostituyó la política. Se prostituyó la dirigencia cívica y se  prostituyeron sacrílegas congregaciones religiosas; pero sobre todo, se prostituyeron la verdad y las buenas costumbres.

Es una realidad, todo está prostituido.

No hay comentarios.:

Con tecnología de Blogger.